Difusión a miembros de la OSTC y website oficial www.ordendeltemple.org

Comunicado Gran Pasaje de Epifanía 2018

Muchos hermanos sinceros y buscadores de la Orden del Temple en esta época de nuevas tecnologías que nos ha tocado vivir nos interrogan sobre la cantidad de foros donde aparecen innumerables personas y personajes en iglesias con un cura detrás y a veces con algún eclesiástico de alto rango vestidos de “templarios” con ceremonias de “investiduras” y con una parafernalia de tipo medieval con grandes espadones o mandobles con unos “Beaucens” de “guerra” en fin unos enguantados con cinturones etc.

Casi siempre aparece la foto personal del responsable con un deseo de notoriedad casi cinematográfico con una pose de majestad y un “pisto” que asombra...

Y entonces qué les podemos responder, todo hombre de buena voluntad y de fe en Cristo es en verdad y puede considerarse Templario en Espíritu. Lo que no creemos que llegan entender es que sentirse templario no es de manera suficiente atribuirse la Orden bajo cualquier título o denominación, pero quien en estos tiempos de confusión no podría montar con un ordenador portátil y cuatro amigos una sigla más que añadir a la sopa de letras y siglas de la Red....

Después buscar un cura que les asista a la Eucaristía y hacer unas fotos ante el altar y presentarlo como una manifestación templaria mas...

El Vaticano está tranquilo, el asunto templario está bien enterrado con este tipo de actuaciones...

Quien puede hoy pensar que así la Orden podrá ser rehabilitada en sus prerrogativas legitimas cuando hay tanto barullo en la Red además por los que ni cerca ni de lejos pueden demostrar su filiación ni directa ni indirectamente ni apostólica ni de otro tipo...

Todavía nos queda una última palabra sobre estos que tienen aún más responsabilidad en este circo y son estos que se atribuyen una línea del Temple resurgido en 1.952.

Al parecer estos y aquellos no han leído ni tan siquiera algunos escritos medievales donde aparecía la Oración de la Casa.

Rindamos gracias a la Virgen María Nuestra Señora, porque ella es el jefe de NUESTRA RELIGION... porque Nuestra Señora fue el comienzo de NUESTRA RELIGION y por ella y en su honor ha sido el retorno de NUESTRA RELIGION y será el fin de nuestra vida y el fin de NUESTRA RELIGION cuando a Dios plazca que así sea AMEN...

Cambiad la palabra religión por Orden y entonces comprenderéis mejor la palabra TEMPLO...

Si existe una Religión más allá de los dogmas si en vez de decir MARIA decís Nuestra Señora como Jefe de la Orden del Templo cuyo concepto supera a este de Iglesia las cuales pasan a menudo sólo por encima de la letra, entonces es posible que poco a poco vuestra visión el Temple que en realidad es el UNIVERSO Podamos entre todos entrever el designio templario más allá de una Orden de caballería, en la que seguís empeñados en hacernos ver con vuestras capas y vuestras espadas de otra época pasada y desfasada no en su espíritu pero si como también lo fue en su época la caballería de la Tabla Redonda y otras que no es el momento de citar aquí.

Si la Orden del Templo es una Orden de caballería, pero más Celeste que Terrestre, Milicia de Dios y Ministros de Cristo entonces es posible que podamos llegar a entendernos sobre esto de que hablamos.

Depositaria de la Tradición Universal y de su sacerdocio especifico, la Orden del Temple es un espacio sagrado, un santuario no sometida a las vicisitudes mundanas de las religiones confortablemente establecidas y fosilizadas por eso en el inconsciente colectivo de los hombres la imagen de marca de los Pobres Soldados de Cristo permanece, no devaluemos su imagen, tal como muchos sin conocimiento mínimo hacen cada día.

Como último deseo por nuestra parte es que no penséis que al deciros esto nos causa placer, pero seriamos cómplices de una traición sino lo hiciéramos y traicionaríamos a nuestros mayores que durmieron con la esperanza de que la mayoría de hombres y mujeres despiertos pudieran comprender estos asuntos.

Por Nuestra Señora en la esperanza de sus Dogmas Maternales
El Colegio de Oficiantes y Capellanes de la Orden Soberana del Temple de Cristo

Non Nobis oh Bonitas!                  

 

publicado 22 diciembre de 2017